Consejos para el cuidado de la piel durante este otoño


Con la llegada de esta estación intermedia, muchas personas suelen empezar a tomar ciertos recaudos para evitar enfermedades como la gripe o los resfríos. Sin embargo, muy pocos le dedican especial atención a la piel, cuyo cuidado se suele asociar más al verano y a los largos días de sol. En la siguiente nota, te comentaremos todo lo que debes saber para la protección de tu cutis y lucir un aspecto renovado y saludable durante los 365 días del año. 

Con la llegada de las bajas temperaturas y los días lluviosos, solemos dejar de lado el cuidado de nuestra piel. Ese tipo de precaución suele estar asociada a las vacaciones y a los largos días bajo el sol, quedando luego en el olvido durante el resto del año. Ahora bien, así como prestamos especial atención al abrigo en otoño, también deberíamos hacerlo con la salud de nuestro cutis, ya que es por estas épocas en donde se producen grandes daños.

Una de las primeras medidas a tener en cuenta es la de una hidratación constante: beber dos litros de agua por día no es algo que únicamente debe hacerse en verano o los días de altas temperaturas. Mantenerse hidratado ayuda a que nuestra piel luzca mejor, ya que se vuelve más elástica y la circulación de la sangre mejora de gran manera, lo que va a evitar que las imperfecciones o los roces cotidianos afecten por demás a las más partes más sensibles de nuestro cutis. Si a ello le sumamos una alimentación consciente y responsable, en donde tengamos en cuenta qué nutrientes ingerimos y cuáles son los que nuestro organismo necesita, estaremos haciendo gran parte de la tarea de manera correcta. En esa dirección, comer alimentos ricos en vitaminas y minerales nos proporcionarán una piel mucho más sana.

Otro factor importante es el de utilizar la crema adecuada para nuestro tipo de piel. En los últimos años, se pueden conseguir en las distintas localidades de zona sur productos de primera calidad, como son los de Nu Skin. Esta marca ha desarrollado cremas especializadas para los distintos tipos de piel existentes y sus necesidades específicas, para así lograr mejores resultados en menos tiempo. Utilizar estas lociones es algo que se debe hacer durante todo el año, para que el efecto sea prolongado y evitar llegar al verano con una piel reseca y descuidada.

Por último, otro elemento clave para tener una piel saludable es hacer deporte de manera regular. Al hacer ejercicio, no solo mejoramos nuestra figura, sino que estimulamos la circulación de la sangre y eliminamos toxinas, lo cual ayuda a que la piel mejore en su aspecto y se vuelva más resistente a los roces cotidianos. Además, realizar al menos una hora de actividad física por día hará que luzcamos un rostro más saludable, disminuyendo ojeras y líneas de expresión que se marcan con mayor intensidad con el paso del tiempo. 

Así, con pequeños hábitos cotidianos, se puede hacer la gran diferencia en lo que a cuidado de la piel se refiere. Solo es cuestión de comenzar.

Compartí esta nota:

Publicar un comentario

 
Copyright © Agencia Periodística Lanús. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018