Últimas

Condenan a un hombre que mató a su esposa y trató de simular que ella se había sucidado

diciembre 12, 2018
Roberto Monzón fue condenado hoy por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Quilmes a prisión perpetua por asesinar a su esposa y luego simular que ella se había suicidado, en marzo de 2013, en la localidad bonaerense de Florencio Varela.
A pesar de la condena, el homicida, no irá a la cárcel hasta que el fallo de primera instancia quede firme sino que deberá cumplir con un régimen de control del Patronato de Liberados.
La pena coincidió con lo solicitado en los alegatos de la semana pasada por el fiscal de juicio Sebastián Videla, quien descartó la hipótesis inicial del suicidio al sostener que en la escena del crimen se halló desorden y manchas de sangre del ahora condenado y que la mujer, además de los signos de ahorcamiento, presentaba lesiones por golpes.
La fiscalía también valoró que no existió una carta suicida y que la mujer no había evidenciado signos de que pretendía quitarse la vida.
Por su parte, la defensora oficial Mariana Yeregui había pedido la absolución de Monzón por considerar que Pérez se había suicidado y destacó que la sangre del hombre en la escena del crimen se debió a que él rompió una ventana del lugar al encontrar a su esposa ahorcada.
La defensa remarcó también que fue Monzón quien alertó del hecho a la Policía, que siempre colaboró con la investigación y que incluso uno de los tres hijos que tenía con Pérez sugirió a través de su declaración en Cámara Gesell que no había conflictos de pareja, al tiempo que los propios padres de la víctima se refirieron a él en buenos términos, detallaron los voceros.
En ese sentido, el propio Monzón aseguró al pronunciar sus "últimas palabras" antes del veredicto que él era inocente.

Ya son 10 los presos muertos por el incendio la comisaría de Trasradio

diciembre 12, 2018
El incendio que se produjo el pasado 25 de octubre en la comisaría de la localidad bonaerense de Transradio sumó hoy su décima víctima al confirmarse la muerte de Fernando Arguello (33), quien estaba internado en el hospital Evita de Lanús.

Arguello estaba preso acusado de los delitos de "tenencia ilegal de estupefacientes para comercialización en concurso real con portación de arma de guerra, violación de domicilio, atentado y resistencia a la autoridad", en una causa que tramitaba en la UFI 4 de Esteban Echeverría.

Tras ocurrido el hecho y debido a su estado de salud, a Arguello se le concedió la libertad, indicaron fuentes policiales.

A raíz del incendio, ya murieron Carlos Ariel Crovera (25), internado en el hospital de Ezeiza; Juan Carlos Fernández (31), en el Narciso López de Lanús, y Walter Gabriel "Choco" Barrios (21), en el Gandulfo de Lomas de Zamora.

Además, fallecieron Miguel Ángel Sánchez (31), preso en la seccional porque había violado un arresto domiciliario que cumplía en una causa por robo; Elías Soto (20), procesado por "robo calificado por el uso de armas y tenencia de arma de guerra" y Jeremías Rodríguez Aaron, alias "Jere", quien estaba detenido por una causa por robo agravado.

Las otras víctimas son Eduardo Rogelio Ocampo (59), preso por un "homicidio agravado"; Jorge Luis Ramírez (30), quien tenía una causa por "estafa", y Juan Bautista Lavarda (59), quien tenía un pedido de captura.

El hecho ocurrió alrededor de las 3.30 del jueves 15 de noviembre en la comisaría 3ra. de Esteban Echeverría, situada en Camino de Cintura 6080, en momentos en que había un total de 27 detenidos distribuidos en tres calabozos.

Según fuentes policiales y judiciales, el imaginaria observó en el calabozo número 1, donde estaban alojados 12 internos, que dos presos estaban limando los barrotes de la reja para intentar una fuga.

El policía avisó a sus superiores, que solicitaron apoyo, por lo que llegaron diez móviles y se montó un operativo para prevenir y evitar cualquier fuga de la seccional.

Según los voceros, si bien las autoridades trataron de entablar un diálogo con ellos, los internos, molestos tras ser descubiertos, colocaron colchones y frazadas contra la puerta de ingreso y las rejas del calabozo y a las 3.50 les prendieron fuego.

Siempre según las fuentes, dentro del calabozo además se originó una pelea entre los que pretendían iniciar el incendio y los que no, en tanto las llamas tomaban fuerza y, pese a la acción de los bomberos voluntarios del destacamento "9 de Abril", situado en el inmueble lindero a la comisaría, el fuego y el humo se propagaron por todos los calabozos.

Tras el hecho, cinco policías fueron desafectados de sus funciones por orden de la Auditoria General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial.
 
Copyright © Agencia Periodística Lanús. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018