• Últimas noticias

    jueves, 30 de noviembre de 2017

    Luego de la detención de dirigente de Independiente, la investigación podría apuntar a Lanús

    La detención del vicepresidente de Independiente, Noray Nakis, acusado de participar de una asociación ilícita junto a la barrabrava de ese club de Avellaneda tiene aristas que tocan el escenario político de ese distrito y podrían extenderse también a Lanús, lugar mirado con atención por la justicia penal, según adelantó hoy el procurador bonaerense, Julio Conte Grand.

    La decisión de detener a Nakys la tomó la UFI I de Lomas de Zamora luego de las denuncias presentadas por el titular del Aprevide, Juan Manuel Lugones, en las que se aportó una información que afirmaba que un ex DT del club, Mauricio Pochetino, había tenido que pagarle a la barra y al dirigente para estar al frente del primer equipo.

    Las escuchas publicadas hoy parecen demostrar no sólo la connivencia entre el dirigente y la barra para hacer negocios sino que además demostrarían conecciones con la política de Avellaneda y Lanús: "La barra de Independiente consiguió casas del plan Procrear, tal como queda establecido en una conversación de Adrián García, y pintó todo el sur del GBA para las campañas de Unidad Ciudadana de agosto y octubre pasado, sin meterse en la zona de Lanús, donde para el oficialismo pintaba la barra del 'Granate', tal como también queda de manifiesto en otras tantas escuchas que Infobae presenta en exclusiva", sostiene la nota firmada por Gustavo Gravia.

    Por otra parte, la noticia de la detención de Nakys se da en un club comandado por la Familia Moyano tan sólo un día después de que Pablo se mostrara en una marcha opositora al gobierno. Hoy Independiente emitió hoy un comunicado en el que se desliga del vicepresidente primero del club y en el que acompaña el accionar de la justicia.

    Por su parte, el ministro de seguridad bonaerense y también dirigente del equipo rojo, Cristian Ritondo dijo: “En esta investigación contamos con la colaboración de la Comisión Directiva de Independiente que nos dejó utilizar cámaras y padrones. Queremos sacar a todas las barras que podamos del fútbol argentino para que las familias puedan volver a disfrutar del fútbol sin esta gente que vive del fútbol extorsionando y robándole a los clubes, apretando dirigentes y vendiendo entradas".

    La expansión de las investigaciones podría llegar a otros clubes y, según dejó entrever hoy Conte Grand en una entrevista con Radio Con Vos, los siguientes en la lista serían Banfield y Lanús, dos clubes en los que las relaciones entre dirigencia deportiva, políticos y barras generan sospechas para los fiscales.